Osito-en-carro

Nuestro Contexto

A veces el hogar se convierte en un campo de batalla. Este enfrentamiento de a poco daña y perjudica las relaciones y puede terminar con ambos bandos , padres y niños, desbordados. Como resultado, el sistema de confianza con los padres deriva en una relación inestable y poco consistente en el tiempo.

Algunos padres creen tener la solución y promueven un ambiente libre de peleas, estrés, pena o dificultad al facilitar a los niños, sin ningún tipo de restricción ni control- aparatos tecnológicos, o un delicioso alimento (¡que, en el mejor de los casos, solo será alto en calorías en tiempos en que la obesidad infantil nos invade!). De paso, se liberan de la culpa por la falta de tiempo entregada a sus pequeños. Por cierto, ninguna solución concreta.

El Frasco de María

El Frasco de María presenta una alternativa armónica y muy eficiente. Nos vuelve a la esencia de la vida, a lo simple, a la comunicación más profunda y amorosa con el niño. Inspirado en las ideas de la Doctora María Montessori, quien con años de éxito comprobado mundialmente en su metodología educativa, señala: que de esta forma, observando, a los niños les permite organizar y centralizar su sistema nervioso central en un estímulo concreto. Éste producto es, definitivamente, una técnica comprobada de control de estrés para los más pequeños.
Cuando un niño vive un momento de pena, llanto, estrés o rabia, su ritmo cardíaco y su respiración se aceleran. Al pasarle El Frasco de María para agitarlo y luego observar la lenta caída de sus brillantinas y formas, se genera una orden inconsciente que comunica al cerebro que disminuya la agitación. El pequeño comenzará a calmarse y enfocará su atención en el objeto y sus brillos. Puede ser guiado por un adulto, hablándole de forma calmada y con cariño, conteniendo. Poco a poco el niño se hará consciente de su respiración, siendo ésta más pausada.
Prontamente de forma espontánea el niño tomará El Frasco de María para enfrentar momentos complejos o difíciles de entender. Mientras los pequeños aprenden a regular sus emociones y sienten el apoyo activo de sus padres, estos se llenarán de orgullo cuando sientan que, tras cada brillantina de El Frasco de María, se encuentra un camino magnífico que conduce a la paz de todos.
Éste es un gran paso hacia una crianza consciente.

Nuestros Frascos de María

Elige el tuyo, agítalo! y aprende junto a tus niños de una experiencia de comunicación sencilla y profunda para explorar emociones.

Utilizar bajo la supervisión de un adulto.

Frascos Amarillos

280 ML  $6900
400 ML  $8900

Frascos Fucsias

280 ML  $6900
400 ML  $8900

Frascos Verdes

280 ML  $6900
400 ML  $8900

Frascos Azules

280 ML  $6900
400 ML  $8900

Frascos Rojos

280 ML  $6900
400 ML  $8900

Próximos pasos...

Te invitamos a iniciar un camino lúdico de reflexión emocional, comunicación amorosa y contención con aprendizaje para desarrollar habilidades expansivas de tus niños mediante un conocimiento emocional profundo.